Una larga estirpe de guardabosques y cazadores

Es probable que Karl Mitterhauser no haya nacido para trabajar en una oficina. Felizmente, decidió hacerse guardabosques y cazador. Como los Mitterhausers ha cuidado de los bosques y la fauna durante doce generaciones, cualquier otro trabajo hubiera sido inconcebible. Las memorias de la familia incluyen arriesgadas cacerías de venados con el kaiser austriaco Francisco José. Karl Mitterhauser ha seguido la tradición familiar y lleva trabajando apasionadamente de guardabosques y cazador desde hace más de 30 años.
TENGO 50 AÑOS, Y ME SIENTO MUY A GUSTO CON LO QUE HAGO. ME GUSTA MI TRABAJO Y DISFRUTO CON ELLO.
KARL MITTERHAUSER

TERRITORIO DE
KARL MITTERHAUSER

El territorio de Karl Mitterhauser abarca unas 8500 hectáreas en el oeste de Austria. Se extiende desde los llanos del valle de Zillertal hasta una altura de 3000 m sobre el nivel de mar. A partir de ahí, los animales salvajes cuidan las cumbres, bromea. Antes solía haber seis guardabosques y una oficina forestal; ahora Karl Mitterhauser se ocupa de cuidar los bosques y la vida salvaje prácticamente solo. Bueno no está totalmente solo, la perra tejonera “Bessy” ayuda a su amo siempre que puede.
MI RESPONSABILIDAD ES CUIDAR DE UN TOTAL DE 8500 HECTÁREAS. 4500 SON DE BOSQUE, EL RESTO SON MONTAÑA Y PASTIZALES ALPINOS.
KARL MITTERHAUSER

LA COSECHA DE MADERA DIARIA

A este guardabosques y cazador le encanta trabajar en y con la naturaleza. Pero también tenemos que ganar dinero, nos explica, por lo que cosecho madera todos los días. Todo el mundo tiene una casa, todo el mundo necesita muebles, añade Karl Mitterhauser. Supervisa la tala y el transporte de árboles a las fábricas y cuida el bosque retirando los árboles y las ramas caídas. De no hacerlo tendriamos una plaga de escarabajos de la corteza, explica Karl Mitterhauser, y eso si que es un gran problema.
CREO DE DEBE EVALUARSE CUIDADOSAMENTE LA POSIBILIDAD DE TRABAJAR COMO GUARDABOSQUES. TENER UN ACTIVO TAN IMPORTANTE EN TUS MANOS ES UNA GRAN RESPONSABILIDAD – SE TRATA DE NUESTRO ENTORNO NATURAL.
KARL MITTERHAUSER
CARACTERÍSTICAS
DE LOS GATOR
POTENTE CABRESTANTE

EL CAZADOR Y LA VIDA SALVAJE

La caza forma también parte del trabajo de Karl Mitterhauser. Durante el verano controla la caza; en invierno se ocupa de la alimentación de los animales. Antes los ciervos y venados eran desplazados a regiones más cálidas durante el invierno. En la actualidad, el tráfico y el turismo han acabado con estos senderos de montaña y los animales deben permanecer en las regiones más frías de la zona oeste. Cuando la nieve alcanza una altura de dos metros los animales pueden morir de inanición, nos explica el cazador y guardabosques. Por ese motivo es necesario alimentarlos con heno durante el invierno.
CARACTERÍSTICAS
DE LOS GATOR
PARABRISAS DE APERTURA COMPLETA
ESTE TRABAJO TIENE MUCHAS FACETAS QUE SIEMPRE ESTÁN CAMBIANDO.
KARL MITTERHAUSER

UNA PROFESIÓN CAMBIANTE

En la zona de Karl Mitterhauser la gente se dedica a cosechar madera, cultivar, cuidar los pastizales alpinos y a la fauna salvaje. Pero la zona austriaca de Zillertal también ofrece turismo, pistas de esquí e industria del ocio. El guardabosques y cazador explica que siempre es necesario llegar a un consenso entre los diferentes grupos de intereses. Esto forma parte de su trabajo actual, y también estar al tanto de las nuevas tecnologías. El trabajo está cambiando todo el tiempo, nos dice Karl Mitterhauser, es necesario adaptarse al progreso.
SOLEMOS ORGANIZAR EXCURSIONES ESCOLARES AL BOSQUE. DISFRUTO ENSEÑANDO A LOS MÁS PEQUEÑOS EL RESPETO A LA NATURALEZA Y SU ENTORNO. SE TRATA DE NUESTRO FUTURO.
KARL MITTERHAUSER

PLANTANDO PARA GENERACIONES

Una de las cosas que más le gusta a Karl Mitterhauser de su trabajo es plantar árboles jóvenes – píceas, alerces, pinos piñoneros y abetos – en las zonas donde se han talado los árboles más maduros. Plantar los cimientos del desarrollo de la zona durante los próximos 150 años es algo que me produce una gran satisfacción, admite el guardabosques y cazador. ¿Y, quién sabe? Si la tradición familiar continúa, quizás algún día uno de sus bisnietos talará los árboles que él ha plantado.